18 abr. 2015

¿Cómo elegir el protector solar adecuado para ti?

Cuando llega el momento de renovar el protector solar debemos tener en cuenta una serie de puntos para elegir el que realmente se adapte mejor a nuestras necesidades. Toma nota:


Protector solar para el rostro:

  1. En primer lugar debemos tener en cuenta el grado de pigmentación de nuestra piel. Esto nos va a dar idea del Factor de Protección Solar (FPS) que debemos utilizar.


Se puede saber cuál es el nivel de pigmentación de nuestra piel si hacemos la prueba con un dermoanalizador (las farmacias especializadas en dermofarmacia suelen tener uno). Además también indican el factor mínimo de protección solar que debes utilizar.

En caso de no disponer de dermoanalizador se tiene en cuenta el fototipo. El fototipo son las características físicas de un grupo de personas (color de pelo, ojos, piel,…) que permiten establecer el grado de sensibilidad al sol y la capacidad de bronceado. A igual tiempo de exposición solar los fototipos más bajos presentan mayor fotoenvejecimiento que los más altos. El fototipo puede indicar, de manera orientativa, el factor de protección solar que se debe utilizar. Pero no sólo hay que tener en cuenta el fototipo, también el tiempo y las condiciones de la exposición solar.

Los fototipos más bajos (I y II) deben utilizar FPS elevados. La clasificación que se utiliza más frecuentemente es la del dermatólogo norteamericano Dr. T. Fitzpatrick (1975):

FOTOTIPO
I
II
III
IV
V
VI

Se broncea
Nunca
A veces
Siempre
Siempre
Siempre
Siempre


Se quema
Siempre
A veces
Rara vez
Rara vez
Nunca
Nunca

Color pelo
Pelirrojo
Rubio
Castaño
Negro
Negro
Negro


Color ojos
Azul
Azul/verde
Gris/Marrón
Marrón
Negro/marrón
Negro


Color piel
Muy clara, con pecas
Clara, con pecas
Blanca
Blanca o ligeramente amarronada
Amarronada
Marrón oscuro/ Negro

Exposición al sol
No habitual
No habitual
No habitual
Habitual
Habitual
Habitual


Típico de
Piel blanco-lechosa
Piel blanca
Piel blanca
Razas mediterráneasorientales, mongólicas
Amerindios, indostánicos, hispanos
Razas negras


El sol es el factor externo que más nos envejece por eso una crema de protección solar con alto FPS es el mejor cosmético anti-edad que podemos recomendar.

2.      Debes tener en cuenta si tomas algún tipo de medicación y ésta es fotosensible. Puedes consultarlo AQUÍ.
En caso afirmativo, no lo dudes, utiliza siempre un FPS 50+ (más vale prevenir).

3.      Si tienes alguna alteración cutánea, tipo acné, rosácea,…elige un protector solar específico para estos casos.

4.      En caso de manchas, tampoco lo dudes: FPS 50+. Para las manchas elige la protección en formato stick y pásalo al menos 8 veces por la zona para asegurar la protección. Después aplica el protector solar que hayas elegido. A veces me preguntáis en la Farmacia si no es suficiente con la crema o emulsión 50+. Personalmente creo que no por la siguiente razón: nunca aplicamos el protector solar como es debido, 2 g/cm2, el equivalente a 6 cucharadillas de café para el rostro. Por eso no nos aseguramos la protección. Como las manchas se repigmentan enseguida es mejor asegurarnos que, al menos ellas sí están protegidas. No es lo mismo extender una pequeña cantidad de crema en cada mancha que pasar un stick. La galénica del producto es diferente y la permanencia es mayor en los formatos en stick.

5.      También hay que considerar las condiciones de exposición: no es lo mismo en la playa, montaña, si haces actividades al aire libre,…que si pasas 12 horas en la oficina.

6.      Muy importante, para que te resulte agradable aplicar el protector solar, es elegir la textura adecuada a tu tipo de piel. Hoy en día la oferta es amplísima: fluidos, fluidos con color, cremas, emulsiones, polvos compactos,…. Seguro que encuentras alguna que te encaja.

7.      El FPS indica protección frente a la radiación UVB pero es fundamental que el protector solar por el que te decidas proteja frente a la radiación UVA e infrarrojo. Fíjate en el envase. Debe indicar que protege frente a ambas (si protege frente a UVA incluye el siguiente símbolo:   
                                                     
8.      La radiación IR-A es la que tiene mayor poder de penetración, llegando hasta la hipodermis. Es responsable de que las células produzcan radicales libres. Estos se combaten con filtros antioxidantes.
Los productos que existen y que se toman vía oral (suelen ser cápsulas) son un excelente complemento puesto que aportan antioxidantes en cantidad elevada. Así no sólo preparan la piel frente a las primeras exposiciones, sino que es muy recomendable tomarlos durante todo el verano, por la protección que confieren frente a la radiación IR-A.

       9. Si tienes tendencia a la aparición de herpes en los labios utiliza un protector específico ya que los herpes tienden a reactivarse con la radiación UVB.

                            
Protector solar para el cuerpo:

1.      Al igual que en el caso del rostro debemos saber los niveles de pigmentación de nuestra piel para elegir el FPS adecuado.

2.      En zonas sensibles, cicatrices, lunares,… escoger el stick 50+ y, al igual que en el rostro, pasarlo al menos 8 veces por la zona para asegurar la protección.

3.      ¿Textura? Aquí la que más te apetezca: crema, spray, aceite,…

4.      Recuerda a tus cercanos que pasen tiempo al aire libre (deporte, bici, parque,…) que lleven su protector solar a mano y se lo apliquen y renueven cada 2 horas.


Si quieres puedes acercarte a la Farmacia y con el dermoanalizador podemos medir el nivel de pigmentación de tu piel y comprobar el tipo de piel para que te lleves el protector solar adecuado.

2 comentarios:

  1. Hola monada: Hoy he despuntado radiante. Por eso me he protegido con las gafas de sol. Quiero que esteis guapas y bronceaditas, pero como todos, tengo mi lado malo y hoy he salido cañero. Que ¿por qué? pues porque, a tí pelirroja, que por cierto, llevas tres cuartos de hora dejándote acariciar por mí, te estoy poniendo la piel como una pena. Ya sé que es algo molesto restregarse la crema por todo el cuerpo pero, no hay más remedio, bonita, si no quieres irte a casa como un cangrejo. Primero, comprate en la farmacia una crema de labios. Tienes un herpes en esos preciosos labios y con el sol se reactiva. Después la crema solar que, previamente, te aconsejarán en la farmacia según tu tipo de piel, que te proteja frente la irradiación UVA e infrarojo. Una vez te des la crema en casita, ya puedes venir a la playa tranquilamente y dejarte que yo te acaricie a mis anchas. ¡Ah! y cómprate unas gafas como las mías. Esos ojos transparentes y azules son tan delicados como los de un bebé que acaba de abrirlos para ver el mundo.

    Tornasol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Qué bueno!! Con humor resumes perfectamente cómo debemos protegernos del sol!
      ¡Genial, como siempre!
      Muchas gracias, Maribel ;)

      Eliminar

También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...