13 ene. 2012

5 BUENAS RAZONES PARA UTILIZAR UN EXFOLIANTE

Para tener una piel cuidada y prevenir el envejecimiento se deben seguir cuatro pasos básicos: limpieza, exfoliación, protección frente a la radiación UVA y tratamiento.

Las que realizamos en casa pueden ser:

  • productos que incluyen partículas granuladas, producen una exfoliación física, eliminando las células muertas de la epidermis. La frecuencia con la que se realizan varía según el tipo de piel.
  • Exfoliantes químicos, como los AHA (alfa hidroxiácidos: glicólico, láctico,...). Normalmente se usan de forma continuada durante un determinado periodo de tiempo.
¿Qué conseguimos con ambas?

1. Mejora de forma inmediata la apariencia de la piel ya que eliminan las células más externas de la capa córnea (la más superficial de la epidermis)

2. Difuminan arrugas superficiales ligeras, manchas solares, puntos negros y pequeñas irregularidades de la piel.

3. Son técnicas seguras y eficaces, fáciles de aplicar y consiguen resultados que se aprecian de forma inmediata.

4. En el rostro se acumula sudor, secreciones sebáceas, cosméticos aplicados, contaminantes ambientales, polvo, humo de cigarrillos,....Es importante una correcta limpieza de la piel, tanto para mejorar su aspecto como para optimizar los tratamientos que nos aplicamos posteriormente.
Esta limpieza se consigue con buenos productos adaptados a cada tipo de piel en la higiene diaria y con una correcta exfoliación, también con los productos adecuados a cada tipo de piel.

5. ¿Cuándo empezar a usarlos? A partir de los 25-30 años comienzan a aparecer y marcarse las líneas de expresión. En lo que a la piel se refiere, la prevención es crucial. Utiliza a diario un crema protectora solar y aplica los exfoliantes según las características de tu piel: piel grasa, 1 vez/semana; piel normal-mixta, 1 vez/15 días; piel seca, 1 vez/mes. (Esto en líneas generales, luego habría que ver las necesidades de cada piel y, dependiendo del producto aplicado esta rutina puede modificarse).

Productos eficaces

Pieles grasas: uno de los que más me gustan es la mascarilla de Cleanance, la línea de pieles grasas del laboratorio Avène.


Con alfa hidroxiácidos, beta hidroxiácidos y caolin. Se aplica con el rostro bien limpio, húmedo o seco. Se deja actuar durante 5 minutos y después  con las manos ligeramente humedecidas la extendemos por todo el rostro (siempre con movimientos ascendentes y de "dentro hacia fuera".

Después aplicar el tratamiento hidratante correspondiente.

Pieles normales- mixtas y secas: La nueva línea de Lierac es excelente. Primero hay que aplicar el gommage, con arcilla blanca enriquecida con extracto de malva y flor de lino. Tiene un tamaño de partícula exfoliante tolerado incluso por las pieles más sensibles.
Línea completa de exfoliantes y mascarillas de Lierac


A continuación se aplica la mascarilla hidratante porque los productos exfoliantes producen una deshidratación superficial. La mascarilla hidratante de Lierac incorpora arcilla rosa, que es suavizante y nutritiva y extracto de flor de cerezo, con propiedades anti-oxidantes.

¿Cuando aplicáis vuestro tratamiento exfoliante?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...