18 dic. 2011

DEPILACIÓN LÁSER: CUIDADOS DE LA PIEL

Durante el otoño-invierno es cuando se realizan la mayoría de los tratamientos con láser, sobre todo cuando se trata de depilaciones.

¿En qué consiste la depilación con  láser? Láser son las iniciales de Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation (Luz amplificada por emisión estimulada de radiación), es decir es una emisión de luz que se absorbe sólo por los tejidos que queremos tratar, respetando el resto.



En el caso de la depilación, esta luz se absorbe por la melanina del pelo, se transforma en energía térmica (calor) y es lo que va a dañar al folículo piloso. Cuanto más grueso y más negro (más pigmentado) sea el pelo mejor será el resultado de la depilación.

¿Por qué nos dicen que no hay que tomar el Sol y la piel debe estar lo más clara posible?
Porque si estamos morenas la cantidad de melanina en la piel es mayor y se corre el riesgo de que no sólo absorba el pelo la luz del láser, sino que también se afecte la piel, aumentando el riesgo de quemaduras y de alteraciones transitorias de la pigmentación (hipo/hiper pigmentación).

Además, si la piel está bronceada se deben emplear energías más bajas durante el tratamiento, con lo que será menos efectiva cada sesión.

Cuidados de la piel:


  • El tratamiento es doloroso (al menos a mí me lo pareció). El médico que lo realice puede prescribir el uso de una crema anestésica, que se compra en la farmacia. Se aplica 1 hora y media antes de cada sesión. Después de aplicarla hay que tapar la zona con film transparente (el de cocina vale).

  • Probablemente, después de cada sesión, el profesional que la realiza aplicará algún gel calmante o regenerante. Mi recomendación es aplicar durante 3 días (el mismo día de la depilación y los dos siguientes)  gel de aloe vera. Estos geles son antisépticos, bactericidas, antiinflamatorios y regeneradores. Previenen las infecciones y facilitan la regeneración de las células dañadas. Reducen la inflamación y el dolor. 



El aplicarlos sólo 3 días es porque, al tener un alto contenido en taninos, pueden resecar la zona.

Normalmente pasados los 3 primeros días y después del uso del gel aloe,  la piel está regenerada, se ha pasado el enrojecimiento y la sensación de quemazón. Ahora conviene hidratar y reforzar la piel. En el mercado existen muchas cremas hidratantes. Os recomiendo una que para mí es de las mejores. Se trata de Lipikar, de La Roche Posay.

Después del láser y de aplicar el gel de aloe vera, podremos notar la piel tirante debido a que se encuentra seca y deshidratada. Con Lipikar conseguiremos reforzar la barrera cutánea y proteger así la piel de agresiones externas.


Incorpora Niacinamida, que calma la sensación de tirantez y manteca de karité, que relipidiza y hace que la piel sea elástica.

Esta crema no es grasa ni queda pegajosa.

Se puede utilizar en todo el cuerpo, no sólo en la zona en la que se haya aplicado el láser. El uso de la crema hidratante/regenerante debe ser continuado en el tiempo (no sólo 3 días, como el gel de aloe, sino al menos hasta finalizar el frasco). 
Se aplica después de la ducha, en cantidad generosa.

Si adquirimos el hábito de utilizar la crema corporal diariamente, ¡mejor que mejor! En invierno, con el frío la piel tiende a resecarse. Procura beber agua e hidratarla a diario.

  • Por último, evita tomar el Sol durante el tratamiento. Utiliza fotoprotectores con alto índice de protección para exposiciones en las 3 semanas siguientes al tratamiento.
¿Cómo lleváis vuestro tratamiento láser?



2 comentarios:

  1. Me parece muy interesante este post. Yo me hice la primera sesión de depilación láser sin crema anestésica y me dolió bastante. La próxima vez utilizaré la crema.

    ResponderEliminar
  2. Hola!Ya verás como con la aplicación de la crema anestésica no vas a sentir nada de dolor!!
    Gracias por comentar en el blog!

    ResponderEliminar

También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...