6 nov. 2014

Nuevo concepto de ampollas flash

A mediados de septiembre recibimos en la Farmacia las ampollas flash de Sesderma y os puedo decir que han sido todo un éxito y que varias personas han venido a decirnos lo mucho que les habían gustado.

No son  unas ampollas flash al uso, y es que en el envase vienen 2 ampollas: una de ácido glicólico al 10% y otra de vitamina C al 12%.

Normalmente este tipo de tratamientos se utilizan cuando tenemos un acontecimiento (boda, fiesta, comida, cena, bautizo, comunión, etc) aunque, por supuesto, podemos usarlas como tratamiento de choque cualquier día que nos apetezca vernos bien.
 
4 €
¿Cómo se aplican?


Paso 1: la noche previa, sobre el rostro bien limpio y tonificado, se aplica la ampolla de glicólico al 10%. Con media ampolla vas a tener suficiente, así que te recomiendo que cojas un poquito de papel albal, tapes la ampolla con el resto de producto que queda y la dejes en su envase original, ya que viene perfectamente preparado para poder dejar las ampollas de pie y evitar derrames de producto.
El ácido glicólico es un alfa-hidroxiácido natural derivado de la caña de azúcar. Es un exfoliante muy efectivo y en este caso realiza un peeling natural eliminando las células muertas de la epidermis, haciendo los queratinocitos no estén tan pegados las unos a los otros y favorece la separación de los espacios intercelulares, lo que facilita la penetración de otros activos (en este caso la vitamina C que aplicaremos al día siguiente). También tiene propiedades hidratantes, ya que aumenta la concetración de ácido hialuronico (molécula hidratante por excelencia capaz de retener grandes cantidades de agua y mantener la hidratación de la piel).

Además del ácido glicólico al 10%, que se encuentra libre y liposomado (quiere decir que se formula en el interior de “liposomas”, que son unas vesículas muy pequeñas de características similares a la membrana de las células de la piel en las que se transportan activos. Las ventajas que tienen es que protegen a los activos y hacen que las formulaciones sean más estables. Permiten que el activo tenga mayor poder de penetración y se libere de manera controlada, por lo que se puede utilizar menos cantidad y se disminuye así el riesgo de efectos adversos), la ampolla también contiene:
  • Ergotioneína: potente antioxidante (más que las vitaminas C y E)
  • Vitaminas C y E: acción antioxidante
  • Ácido hialurónico
  • Extracto de algas
  • Epilobio y centella: cicatrizante, epitelizante
  • Bisabolol: calmante
  • Factor hidratante natural

Paso 2: al día siguiente, también sobre la piel limpia, se aplica la vitamina C. En este caso pasa lo mismo que con la ampolla de glicólico: con media ampolla tienes suficiente, por lo que puedes guardar la otra media de igual manera que en el caso anterior. Aunque sean ampollas flash utiliza lo que te sobra de cada una de ellas al día siguiente. La vitamina C es muy inestable. En este caso está a una concentración alta (12%) y aunque el envase en la que viene sea de color topacio (para evitar que la vitamina se degrade con la luz) va perdiendo sus propiedades. Por esto debe utilizarse seguidamente y no dejarla días, ni mucho menos semanas.
Tienen un efecto inmediato de luminosidad en la piel. La textura es ligera, lo que las hace adecuadas para todo tipo de pieles.


¿Cuáles te parecen las mejores ampollas flash que has probado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...